Ingresa o

Lo mejor de los 5 continentes

PARA CONSENTIRTE

Chile mirasol en polvo

Los chiles se cultivaron por primera vez en el Valle de México, hace unos 9,000 años. Su nombre en nahuatl, es chilliy de ahí proviene el nombre de chile con que se conoce a todos los miembros del género. Algunos botánicos calculan su número en 60 mientras que otros pueden nombrar más de 150 sólo en México.

 

A pesar de su antigüedad, el chile solo era conocido en América hasta finales del siglo XV en que los introdujeron en Europa. Los conquistadores portugueses los llevaron a las Indias Orientales, Asia y África, naturalizándose en cada país hasta olvidar su origen mexicano. Los platillos de la cocina Indonesia o Tahilandesa pueden ser tan picantes como los de la mexicana.

 

La escala de picante es casi infinita y va desde los dulces, hasta los más ardientes, como los habaneros de Yucatán.

 

Los chiles se pueden consumir frescos, secos o enlatados y encurtidos. Mamá Coneja comercializa salsas preparadas y chiles secos ya sea enteros o martajados y molidos: Ancho, de Árbol, Chilacate liso o Guajón, Mirasol o Guajillo  Pasilla entre otros.

 

La forma de degustarlos es infinita y varía de región en región de nuestro país.

USOS

Para salsas, arroz, aves, pescado, guisos de carnes, frutas y como sazonador o saborizante en casi cualquier platillo.

¿Sabías qué?

Cuanto más tiempo se cocinan los chiles, más picante es el sabor. Si se cuecen a fuego lento todo el plato es picante. Si se fríen, dan más sabor y poco picante. Para reducir el picante, se sumergen los chiles en una solución de 3 partes de vinagre suave